Uruguay pasó a ser un exportador de harina de soja recortando las importaciones del subproducto desde la región. En el acumulado de 2015 las exportaciones de harina de soja fueron el doble que las importaciones.

Los primeros meses de 2016 confirmaron la tendencia iniciada en la segunda mitad del año pasado en el mercado local de harina de soja. La ampliación en la capacidad de producción de Cousa llevó a un incremento en la oferta que se volcó en el mercado local –reduciendo las importaciones- y haciendo necesario una salida exportadora.

En el acumulado del año hasta el 20 de mayo las solicitudes de exportación de harina de soja totalizaron 14.107 toneladas frente a importaciones del subproducto por 7.552 toneladas. Desde julio del año pasado comenzaron los embarques de harina con un total en 2015 de 16.504 toneladas, de acuerdo a las cifras de Aduanas.

En el caso de las importaciones se vio una fuerte reducción ante la mayor oferta doméstica a precios más competitivos. Entre el 1 de enero y el 20 de mayo las solicitudes de importación de harina de maíz fueron de apenas 7.552 toneladas, casi tres veces menos que las 24.643 toneladas de igual período de 2015.

 

Fuente: Agrotemario

Un año, una cambio de realidad